GORDIBUENAS LAS CHICAS DE HOY Y SIEMPRE

GORDIBUENAS LAS CHICAS DE HOY Y SIEMPRE

domingo, 5 de julio de 2015

De strippers y más

Es hora de un nuevo post, de hecho casi se acaba la semana y nada nuevo. Qué pena!!

Pero ya estamos de vuelta, en esta ocasión para tocar el tema de la seguridad y los strippers. 
Como es costumbre, los posts surgen de vivencias, experiencias, pláticas, y claro, de lo que vemos todos en las redes sociales.

No cabe duda que la semana pasada fue pesadísima para todos, y mientras revisaba el muro general de Facebook, me topé con un post de una seguidora del blog, en donde etiquetaba a una chica con un humor que siempre me hace reír, en especial los viernes y los miércoles con sus #hashtags.

En esta ocasión vi una imagen que citaba “ A veces quisiera mandar todo a la chingada y convertirme en stripper, luego recuerdo que soy gorda y no sé bailar”.

Lo ví y me reí, pero al leer el comentario para Mony Murray, “Nena nos recordó tanto a nosotras”, me brinco algo.

Mony para nada es así, si quisiera ser stripper lo sería, y sin nada que la detuviera, entonces pensé, seguro hay algo de sarcasmo en el post.

Al abrirlo estaba el comentario de la posteadora relatando que el problema era no saber bailar porque están buenotas.

Fue un “ufff... ¡Lo sabía!”

Retomando el tema de la autoestima y la seguridad, no se trata de medidas ni de una referencia en la báscula, sino de sentirnos hermosas, porque eso es lo que proyectamos.

Claro que hay hombres y mujeres que prefieren a su pareja muy delgada, pero me tomé el atrevimiento de preguntarle a 15 hombres y a 6 mujeres, que les gustan las mujeres, transeúntes de Reforma, cómo preferían a su pareja, y ¿qué creen?...

La respuesta en los hombres fue unánime, “RELLENITA”, y en las mujeres sólo una prefirió que fuera muy delgada pero voluptuosa, finalmente, ¿con algo de carnita no?

Más adelante en el muro, encontré otro post más recordando a las modelos de antes de los 80, con comentarios de hombres añorando aquellas fotos.

Como siempre les digo, no se trata de decir “hey panes ¡vengan a mí!”, ni de alimentarnos únicamente con vitamina T.

Definitivo, la vitamina T no puede estar presente más de una o dos veces por semana, y no más de una vez por mes cuando estamos en un régimen de pérdida de peso, pero tampoco es preciso dejar de “pecar” de vez en cuando, sólo balancear muy bien todo, e incrementar los vegetales cuando nos portamos un poco mal.

Debemos amarnos y respetar nuestro cuerpo, nuestra genética y nuestra forma, y hacer un poco de ejercicio.

Y si te dan ganas de ser stripper, aunque sea sólo con tu pareja, que tu cuerpo con carnita, no sea la barrera.

Les presento “my belly”, es parte de mi, lo acepto, lo amo, y claro que en cuanto el tiempo y la organización se acomoden, regresare al belly dance, sin pena, como siempre ha sido.
“I´m too sexy for the song”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario